Para viajar seguro con tus mascotas deben ir bien colocadas y sujetas en el vehículo procurando que no se desplacen en caso de frenazo brusco ni distraigan la atención del conductor.

Dependiendo del tipo de animal, se pueden utilizar diferentes dispositivos para su transporte, tales como transportines, redes, barras separadoras o arneses de seguridad, con los que evitar cualquier posible interferencia entre el animal y el conductor.

Transportines

Es el sistema más seguro para perros y gatos de pequeño tamaño. Se deben colocar en el suelo, detrás de los asientos delanteros. Muchos de ellos llevan ranuras que permiten sujetarlos con el cinturón de seguridad.

Redes

Es el sistema más económico. Se enganchan a cuatro puntos fijos del coche. Hay que comprobar si su tamaño es el adecuado ya que deben cubrir desde el techo hasta el suelo del vehículo. Ten cuidado si la red es elástica, impide que el animal se mueva, pero, en caso de impacto, no retiene a la mascota.

Barras o rejillas separadoras

Se colocan en el maletero e impiden que el animal pase a la zona de los pasajeros. Son fáciles de instalar y retienen mejor al animal que las redes.

Arnés de seguridad

Especialmente recomendados para mascotas grandes. Se enganchan al cinturón de seguridad y suelen ser eficaces en colisiones a poca velocidad.