DESCANSA Y NADA DE ALCOHOL Y DROGAS AL VOLANTE

Además de prestar atención al estado del vehículo (frenos, neumáticos, amortiguadores, luces, etc) los conductores deben estar en perfectas condiciones psicofísicas para iniciar un viaje.

Muchas veces los viajes son pocos días para poder disfrutar al máximo de un tiempo de ocio. Por ello desde AEA te recordamos que a la hora de ponerte al volante debes haber descansado lo suficiente ya que muchos accidentes por salida de vía se producen a causa de la fatiga o el sueño.

Además es conveniente parar cada 200 kilómetros para estirar las piernas e hidratarse, especialmente si viajas con niños o animales.

Y un último consejo que no debes olvidar: Nunca cojas un coche habiendo bebido alcohol, habiendo consumido drogas, o tomado medicamentos que, aún prescritos por un médico, pueden alterar la capacidad para conducir.

Te puede interesar…

Multas por alcohol

Juicio rápido por alcoholemia

La condena por conducir bajo los efectos del alcohol es compatible con la de negarse a someterse a la prueba de alcoholemia

Condenado por negarse a hacer la prueba de alcoholemia porque se le escapaba el tren