La Audiencia Provincial de Murcia ha desestimado el recurso presentado por un conductor contra una sentencia del Juzgado de lo Penal nº 5 de la misma localidad, que le condenó a seis meses de multa y a la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores durante un año, por negarse a someterse a las pruebas de alcoholemia.

El conductor que se negó hasta en tres ocasiones a realizar las pruebas de alcoholemia tras salirse de la calzada en una rotonda de Yecla (Murcia) alegó en su recurso ante la Audiencia que «se negó a someterse a las pruebas porque tenía prisa por coger un tren que le llevaría a Madrid, mostrándose dispuesto a hacerlo cuando, una vez en dependencias policiales, se entrevistó con su abogado«.

Igualmente expuso a los jueces que tampoco fue informado de las consecuencias que le acarrearía su negativa, ya que, en caso contrario, su reacción habría sido distinta.

Sin embargo, la Audiencia considera que la coartada del «supuesto viaje en tren tiene escaso fuste, que no le exime de respetar la ordenación viaria y de atender las indicaciones que impartan quienes están encargados de velar por su cumplimiento«.

¿Estás afectado?

SI ERES SOCIO LLAMANOS
HAZTE SOCIO
CONSULTA EXPRESS