La correcta colocación de los pasajeros y su equipaje influye sobre el consumo de carburante. No cargues el maletero con cosas innecesarias ya que el exceso de peso puede incrementar el consumo. Asimismo, una mala distribución de la carga aumenta los gastos de mantenimiento y reparación del vehículo.Además de por el ahorro económico, debes colocar bien el equipaje por motivos de seguridad. Sigue estos consejos:

1. No quites visibilidad al coche

Trata de que todo el equipaje vaya en el interior del maletero aunque sean objetos pequeños. Debes saber que estos objetos pueden convertirse en un proyectil mortal en caso de accidente. Por ejemplo, un botellín de agua puede alcanzar un peso aparente de 40 kilos en caso de frenazo brusco.

No coloques objetos en la bandeja que cubre el maletero ya que impiden la visibilidad.

2. Distribuye correctamente la carga en el maletero

Coloca los bultos más pesados en la parte más baja y más cercana a los asientos traseros. Los objetos más ligeros pueden situarse en la zona superior, siempre que no rebasen la bandeja del maletero.

3. Usa redes o pulpos

La colocación de redes, pulpos u otro tipo de amarre en los puntos de sujeción del maletero es muy recomendable, sobre todo cuando hay objetos pequeños o bultos de menor tamaño que pueden desplazarse con el movimiento del vehículo.

4. Abrocha los cinturones traseros

Abrocha los cinturones traseros aunque no vayan pasajeros para asegurar que en caso de frenazo la carga no se desplace y cedan los respaldos de los asientos.

5. Usa cofres

Para guardar los bultos de menos peso. Son más seguros y aerodinámicos que una baca. En este caso, debes tener en cuenta que el uso del cofre aumenta el consumo de carburante.

6. La carga no debe sobresalir

Las bicicletas, bacas o tablas de windsurf no pueden sobresalir de la proyección en planta del vehículo vista desde arriba.