Concesionario AUDI condenado a reembolsar 39.620€ a uno de nuestros socios al que no instaló un extra valorado en 180€. Nuestro Socio solicitó como equipamiento extra de su vehículo un sistema de reconocimiento de señales que no era posible incorporar en el modelo adquirido. El concesionario de la marca donde fue adquirido el vehículo quería arreglar el conflicto surgido ofreciendo al cliente la devolución del importe abonado por el equipamiento extra y un primer cambio de aceite valorado en 230€.


Un reciente laudo ha estimado íntegramente la reclamación dirigida por los servicios jurídicos de AEA en defensa de los intereses de uno de sus socios, y obliga a un concesionario de AUDI a reembolsar 39.620€ por no poder instalar en un modelo Q5 un equipamiento extra valorado en 180€.

“Con un cambio de aceite resolvemos el problema”

En la compra del vehículo se había solicitado un “sistema de reconocimiento de señales” que luego se demostró no se podía instalar en ese modelo y para solucionar el problema el concesionario de la marca ofreció al cliente la devolución del importe abonado por el equipamiento extra “y un primer cambio de aceite valorado en 220 euros”.

Sin embargo la resolución arbitral adoptada obliga al concesionario de Audi a reembolsar al automovilista el ímporte íntegro de lo abonado por la compra del vehículo (impuestos incluidos), cuya cuantía asciende a 39.620 euros, al considerar que “el vendedor no entregó el bien conforme con el contrato de compraventa en relación con un elemento de seguridad que no se puede calificar de escasa importancia, siendo imposible técnicamente tanto la reparación como la sustitución del bien”.

Un error tipográfico no justifica el incumplimiento del contrato

En la audiencia celebrada en la Junta arbitral de Consumo de Madrid, los letrados de AEA rechazaron el argumento de Audi respecto al hecho de que en el programa para configurar el equipamiento y los extras del vehículo elegido figurase el reconocimiento de señales se debiera a “un error tipográfico en la web de Audi.”, así como a que “la información recogida en dicha web no ofrece garantía respecto a la exactitud de la información y se recomienda se utilice la información como orientativa”

Para AEA la información contenida en la web, así como en cualquier otra publicidad, obliga al anunciante a cumplir todo lo prometido en el anuncio, ya que su contenido forma parte del contrato y por eso el consumidor puede exigir al empresario que las cumpla y, caso de no hacerlo así, resolver el contrato con devolución del precio. Y esa es la decisión adoptada por unanimidad por el Colegio Arbitral de Consumo al obligar al concesionario oficial de la marca alemana a reembolsar 39.620€ por no poder instalar un “equipamiento extra” valorado en tan sólo 180€.

Expertos en defender a los automovilistas como consumidores

Aprovechamos esta ocasión para recordarles que desde hace más de veinte años AEA viene defendiendo con éxito los legítimos derechos de los automovilistas en materia de consumo frente a fabricantes, talleres de reparación, vendedores de coches, etc., por si Vd. o algún familiar o amigo nos pudiera necesitar en el futuro.

¿Estás afectado?

HAZTE SOCIO
LLAMA AL 915594940
Consulta Express